9 may. 2012

Desde la propia experiencia

La búsqueda de cualquier forma de alivio a una enfermedad es un camino noble, pero cuando meramente se busca el alivio de los síntomas enmascarando las causas primeras, caemos en una trampa que nos conduce a una muerte en vida; nuestro norte es la mejora integral de manera perdurable y sostenible.

He llegado a este punto motivado por mi propia necesidad. Más de veinte años padeciendo una grave enfermedad como la esclerosis múltiple, me han impulsado a buscar recursos que sostengan mi salud en la mejor forma posible y ayudándome a mi mismo, encontré que también podía ayudar a mi prójimo.

Tempranamente me di cuenta que las intervenciones quirúrgicas, los tratamientos con medicamentos tóxicos y la frialdad y distancia que impone la tecnología, con frecuencia era insuficiente, cuando no contraproducente. Paralelamente descubrí que los enfoques suaves, respetuosos y nutritivos de la medicina natural, tienen un impacto profundo, duradero y transformador en la vida de las personas. Además de un camino efectivo, ¡es una hermosa manera de vivir amándonos e iluminando el mundo con nuestro amor!

Personalmente sigo sorprendiéndome de los testimonios que día a día recibo de mis lectores y alumnos. Luego de más de veinte años de investigación y difusión, mi propósito es sistematizar lo aprendido de tal modo que los nuevos practicantes del Método Pablo de la Iglesia de Salud y Bienestar de Salud y Bienestar puedan seguir trabajando sobre él, incorporando sus experiencias e impulsar nuevos recursos que amplíen y mejoren lo hasta aquí propuesto siguiendo los patrones comunes a todas las estrategias naturales para una óptima calidad de vida.

Si es de tu interés profundizar en nuestra visión, posiblemente sea de tu interés capacitarte como Bioterapeuta según el Método Pablo de la Iglesia de Salud y Bienestar.

¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti!

Pablo de la Iglesia



Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: